Una gran parte de los pacientes que acuden a nuestro centro llegan a nosotros con la sospecha de padecer alguna de las posibles dificultades del lenguaje en Alcobendas que pueden presentarse entre los 18 meses, edad en la que comienza el desarrollo del lenguaje, y la adolescencia. Niños cuyo vocabulario y capacidad de expresión es notablemente más reducida que otros niños de su misma edad o que pueden manifestar señales de disfasia, o cualquier otro de los muchos trastornos que hemos mencionado en artículos anteriores de este blog.

Una experiencia traumática, por ejemplo, puede encontrarse en el origen del tartamudeo, la repetición involuntaria de sílabas, pero también en un estado de mutismo, un estado en el que el niño prácticamente no se expresa verbalmente. Habitualmente son los profesores de los niños los que observan que el rendimiento de su alumno no avanza a la velocidad que debería y surge la sospecha de que esto pueda deberse a alguna de las múltiples dificultades del lenguaje en Alcobendas.

Muchos de estos trastornos del lenguaje pueden influir negativamente en el rendimiento escolar del pequeño. Un ejemplo muy claro en este aspecto es la dislexia. Con frecuencia, la dislexia se atribuye a niños que tienen problemas de escritura al trastocar el orden de algunas letras en las palabras que escriben. Para otros niños resulta imposible la pronunciación correcta de algunos fonemas muy concretos (ch, pr, r, s, tr, z…), un problema que se considera un trastorno en la articulación del lenguaje y que conviene resolver cuanto antes.

Son muchos años los que se necesitan para desarrollar completamente la capacidad del lenguaje y, por lo tanto, las dificultades pueden presentarse en cualquier momento, pero una visita al centro de Logopedia y Psicopedagogía Avalops puede servir para encontrar una rápida solución al problema.