La disfonia se produce cuando una persona presenta una voz ronca, producida por un mal uso y abuso vocal. Esta suele darse en personas que utilizan mucho su voz en la vida diaria. 

Esta mala práctica a la hora de utilizar la voz puede presentar lesiones secundarias como por ejemplo nódulos y pólipos.

Por ello es imprescindible acudir a un especialista para llevar a cabo un tratamiento que le permita prevenir o eliminar lesiones y establecer un patrón vocal adecuado.

Más información. 


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted