Un niño con dislalia es aquel que cuando habla puede omitir algunos sonidos o algunas sílabas en sus palabras, o deformar los sonidos y pronunciar otros distintos a los que deberías. 

Los niños a lo largo del desarrollo y aprendizaje normal del habla suelen presentar dislalias evolutivas, pero sobre los 4 o 5, el lenguaje del niño ya debería ser comprensible. 

Pero cuando el número de dislalias es excesivo y no se entiende bien al niño o este tarda demasiado en decir un sonido que los niños de su edad ya son capaces de pronunciar, es cuando aparece el problema. Por lo general, en estos casos el niño está realizando un uso inadecuado de los órganos de la articulación, lo que recibe el nombre de dislalia funcional.


Más información.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted